¿Cómo combatir las enfermedades degenerativas con actividad física?

Las enfermedades degenerativas como el Parkinson y el Alzheimer  se caracterizan por degradar poco a poco el sistema neurológico hasta el fallo orgánico.

Dependiendo de la edad a la que comienze la enfermedad, avanzará más rápido si se es más joven o más lento con edad avanzada. Respeto a su curas, no existe un tratamiento que erradique la enfermedad, no obstante sí que hay una manera de ralentizar los efectos. Sobretodo de tener calidad de vida durante los años que se sufre esta patología.

Así pues, la manera de ralentizar el avance de las enfermedades degenerativas es mediante la actividad física personalizada para cada caso y fase de la enfermedad y control de la alimentación.. Es vital mantener las conexiones neuromotoras sanas y fuertes, por ello como profesionales de la salud los entrenadores hemos de trabajar ejercicios de coordinación y equilibrio a la vez que se trabaje la fuerza, también ejercicios en los que se integre el uso de la memoria. Si actuamos en fases tempranas de la enfermedad nos aseguramos que avance drásticamente más lento que si intervenimos en una fase más media, pero obtendremos mejoras sin importar cuando actuemos. En fases tempranas podremos realizar ejercicios más complejos y a medida que la enfermedad avanza tendremos que rebajar poco a poco el nivel de entrenamiento.

Se recomienda entrenar fuerte si se puede, no necesariamente hemos de realizar entrenos asequibles, es mejor plantearle un reto al cliente, siempre que lo pueda superar para no desanimarse.

En fin gracias a la actividad física conseguiremos que estos últimos años sea una persona menos dependiente y mejore su calidad de vida y minimizamos los efectos de la enfermedad.

Call Now Button